Skip to content

Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai. Vol 4(3) - Capitulo 8

Volumen 4(3)

Capitulo 8

Günter dijo que durante el festival se encargaría de un puesto de carne a la parrilla.

Aparentemente, eligió eso porque el fuerte olor supuestamente engancharía a los transeúntes. Los otros puestos propuestos tendrían cosas como pan y patatas asadas. También iban a haber puestos que vendían dulces y frutas horneadas

A Camilla le hubiera gustado ayudar con la cocina, pero no parecía posible ahora. Ella no quería poner en peligro todo por enfrentarse a Günter, que estaba trabajando para que los restaurantes se unieran a su causa utilizando el nombre de Brandt.

Sin embargo, Camilla no sabía tocar un instrumento, y tampoco le serviría de mucho en lo que se refiere al trabajo manual. Hasta el día de hoy, e incluso durante el festival mismo, Camilla se sentía como una espectadora.

- No lo soporto.

Después de todo, en el día mismo, Klaus y Alois estarían ocupados. Últimamente, los dos estaban siempre hablando entre ellos sobre algo, y Camilla no podía evitar sentir que le ocultaban sus asuntos. Esos dos deben estar pensando todo de nuevo... Eso es lo que Camilla pensaba.

Dejando a un lado a esos dos chismosos, aunque sería bonito pasear con Nicole, eso se sentía como algo que ella siempre hacía.

Entonces, ¿qué podía hacer?

- ¿Tal vez podría hacer algunas guirnaldas?

Tal vez porque últimamente estaba muy ocupada con la incorporación de los floristas, fue lo primero que se le ocurrió a Camilla. Hacer coronas y guirnaldas de flores para regalar a todos los asistentes al festival no parecía una mala idea en absoluto. El trabajo no sería demasiado agotador, haría la fiesta más bonita, y sobre todo...

- Es absolutamente más divertido involucrarse, en lugar de solo mirar!

Atrapada en el flujo de la atmósfera, Camilla estaba esperando el Año Nuevo.

A pesar de que el invierno no había terminado, los primeros signos de la primavera estaban empezando a aparecer. A medida que las nevadas fueron disminuyendo, se reunieron con los jóvenes vigilantes del grupo original que se habían ofrecido para ayudar con el trabajo manual.

A medida que los primeros brotes comenzaron a aparecer en los árboles cubiertos de nieve que salpicaban los senderos, comenzaron a recoger madera con la que construir los puestos.

A pesar de estar cubiertos de nieve, los primeros brotes comenzaron a aparecer en los jardines y en las macetas de los alrededores del pueblo.

La nieve comenzó a derretirse.

Cuando su aliento no se convirtió en vapor y pudieron sentir los cálidos rayos del sol al salir, el final de los preparativos del festival estaba a la vista.

"No te muevas. Todavía tengo que ajustarlo un poco más".

La voz de Mia era seria mientras tiraba del dobladillo de la ropa de Víctor. Mientras Mia empuñaba una vez más su aguja, Victor se puso tenso.

Lo que Victor llevaba puesto era el uniforme de la banda que Mia había confeccionado. Una camiseta blanca, con una llamativa chaqueta de color rojo vivo. Sus mangas y cuellos estaban bordados con hilos de oro. Los pantalones rojos a juego llegaban hasta las rodillas. Desde las rodillas hacia abajo había botas negras con cordones rojos.

"Supongo que las plumas finas realmente pueden hacer pájaros finos."

Sus amigos se burlaron de él mientras bromeaban entre ellos sobre su nueva ropa.

"¿No puedes decir que me queda bien? Mia lo hizo, después de todo."

Víctor dijo eso como si estuviera molesto. Por supuesto, no estaba realmente enfadado. Aunque estaban haciendo bromas a costa del otro, la verdad era que realmente pensaban que los uniformes se veían bien.

"El día casi ha llegado, ¿eh?"

Mientras Finne se miraba a sí misma con su vestido rojo, lo dijo un poco inquieta. A diferencia de los chicos, las chicas llevaban vestidos de un color a juego. Estaban hechos para darles el movimiento más libre posible. No estaban ajustados a la cintura, mientras que las mangas que cubrían ambos brazos estaban sueltas.

"¿Estaremos bien? Todavía estoy un poco nerviosa".

"Estaremos bien, hemos practicado mucho, después de todo."

Víctor tranquilizó a la preocupada Finne, a pesar de que su rostro permanecía tenso mientras Mia trabajaba con su aguja. Pero aun así, miró a sus amigos.

"Más que eso, ¿qué quieren hacer una vez que todo esto termine? Quiero probar algunas partituras nuevas".

"¿Ya estás pensando en eso?"

Mia le gritó eso mientras intentaba concentrarse en su trabajo de costura. Ni siquiera habían actuado, pero era como si él ya estuviera decidido sobre lo que vendría después.

Pero aun así, Víctor siguió adelante.

"No quiero que todo termine después de esto. Esta vez estábamos practicando para mi boda, pero la próxima vez me gustaría hacer algo diferente. Quiero tocar mucho más. ¿No lo piensan ustedes también?"

Diciendo eso, Victor miró a sus amigos uno por uno. Dieter, Otto, Finne y Verrat.

Las expresiones de todos eran tan brillantes como sus trajes.

- No, espera.

¿"Verrat"? ¿Qué pasa?"

Había algo. Solo Verrat miró hacia abajo, apretando el dobladillo de su vestido. Cuando Víctor la llamó preocupado, ella levantó de repente la cabeza como si la hubiera asustado.

"E"... ¿eso es correcto? Si hay... una próxima vez..."

Era extraño que hablara tan tímidamente, así que Víctor estaba un poco preocupado. Pero, antes de que pudiera preguntarle nada más, su rostro volvió a su habitual expresión seria e impenetrable.

Solo faltaban unos pocos días para el festival y su presentación pública.

Las dudas de Víctor se desvanecían rápidamente a medida que las cosas se ponían más ocupadas.

Anterior  Índice  Siguiente

Referencias

No hay referencias

Comentarios

Mostrar comentarios como Plano | Hilos

Artemisa activado :

Gracias por los capítulos chic@(s), felices fiestas

Añadir comentario

Encerrando entre asteriscos convierte el texto en negrita (*palabra*), el subrayado es hecho así: _palabra_.
Smilies normales como :-) y ;-) son convertidos en imágenes.
Direcciones e-mail no serán mostradas y sólo serán utilizadas para notificaciones a través de esa vía
Form options