Skip to content

Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai. Vol 1 - Capitulo 10

Volumen 1

Capitulo 10

Camilla fue educadamente, pero con firmeza, llevada de vuelta a su habitación.

"Por favor, mantenga la calma hasta que el Maestro regrese."

Aunque dijeron eso, la pasión que ardía en el corazón de Camilla no se enfriaba en absoluto, ya que estaba confinada en su habitación.

Estando sola en esa habitación, todo lo que podía hacer era pensar en lo que acababa de pasar.

"¡Ahhhhhhhhh! ¡¡Tan frustrante!!!"

Después de todo, las criadas que habían insultado a Camilla no se disculparon en absoluto. Llorando y ganando la simpatía de todos los espectadores, haciendo que pareciera que Camilla era la villana, era como lo que Liselotte solía hacer. Que esa criada lo hiciera a propósito o no era irrelevante para la vilipendiada Camilla.

"¡Esa es la clase de persona a la que más odio! Si tienes algo que decirme, ¡deberías decírmelo a la cara! Espera, ¡definitivamente haré que lo digas!"

No exigirá que los despidan. Si simplemente desaparecieran, Camilla no podría sentir una sensación de satisfacción más tarde, sería como si simplemente hubieran escapado. Sería más satisfactorio para Camilla que se inclinaran y rogaran delante de ella como disculpa después de un regaño a fondo.

"Y lo que es más, ¡toda esa gente en la multitud! ¡Todos ellos simpatizando con ella! ¿No saben quién soy? ¡Hay una falta de educación por aquí!"

No le servían de nada las palabras que temblaban de ira en esta habitación, así que abrió los puños mientras se levantaba. Tampoco podía quedarse sentada sin hacer nada, mientras caminaba de un lado a otro.

"¡Siempre llamándome villana sin siquiera conocerme...!"

¡Jesús! Golpeó la pared a su lado, suspirando sin aliento.

"¡Bueno, míralo bien! ¡No quiero tu compasión! Porque yo seré el que te mire por encima del hombro algún día".

En lugar de simpatía, Camilla quería que la gente la mirara con envidia. Ella quería que todas las personas que la llevaban a la frustración sintieran el mismo arrepentimiento que ella tenía. Ellos serían los patéticos esta vez.

--Y en cuanto a esa criada, haré que incline la cabeza y diga:'¡Lady Camilla es maravillosa!

Cuando el sol comenzó a caer hacia el horizonte y el cielo se ponía rojo, Alois regresó a la finca.

Camilla, por supuesto, no se contentaría con esperar tranquilamente en su habitación. Salió corriendo por la puerta, decidida a ser la primera en hablar con él.

Después de llegar, probablemente iría a su habitación en el segundo piso. La habitación de Alois está en el lado opuesto del piso, separada de la habitación de Camilla por un pasillo y la escalera. Por lo tanto, si esperaba cerca de la parte superior de las escaleras, podría tener la oportunidad de hablar con Alois primero.

Cuando el Maestro regresó a casa, la hacienda entró en vida. Podía oír los sonidos de sirvientes corriendo por las escaleras. De esa manera, como ahora casi no hay nadie trabajando en el segundo piso, no hay nadie que impida que Camilla haga lo que le plazca. Gracias a ello, Camilla pudo llegar a las escaleras sin que nadie la viera.

Alois, mientras tanto, se dirigía a su habitación mientras estaba rodeado de sirvientes. Camilla llegó justo a tiempo para verlo por detrás. Ni Alois, ni los sirvientes que le rodeaban, parecían darse cuenta de que Camilla estaba detrás de ellos.

Camilla se dirigió hacia Alois, e iba a llamarlo.

"Lord Aloi-"

"Maestro, ¿ha oído hablar de lo que hizo esa mujer? Condujo a una criada hasta las lágrimas con sus amenazas e incluso trató de golperla.

Pero, Camilla se detuvo de pie. Oyó las palabras del mayordomo mientras tomaba el abrigo de Alois.

"No te perdonaré, aunque llores", le dijo algo así a esa pobre criada que ni siquiera dijo una palabra, puedo atestiguarlo. Trataba a esa joven mansa como si condenara a un criminal. Es tan mala como dicen los rumores, después de todo".

La multitud alrededor de Alois empezaba a disminuir. Pero, ella aun así escuchó esa conversación perfectamente.

Alois, que tenía un andar pesado con ese gran cuerpo suyo, se rascó la barbilla ante esta inquietante noticia mientras comprendía lo que se le había dicho.

"...Eso es un problema. Oiré lo que la criada tiene que decir al respecto."

"Dejando a un lado a las doncellas, Maestro, ¿realmente piensas casarse con una mujer así? Aunque fuera lo que dijo el príncipe Julián, ya que es una mujer de tan mal gusto, ¿no tiene derecho a negarse?"

"Me hace sentir lástima por ella cuando dices cosas así."

Soltó un suspiro mezclado con una risa de dolor mientras respondía a su mayordomo.

"Si no la acogiera, no tendría adónde ir. Estaba en un estado tan miserable. De vez en cuando puede hacer que te enfades, pero espero que puedas tolerarlo por mí".

Las palabras de Alois estaban teñidas de simpatía. Esas palabras que defendían a Camilla eran un reflejo de su corazón caritativo.

"Además, puede que sea ruidosa a veces, pero es fácil de manejar si sabes qué decir. Es una persona honesta de corazón y estoy seguro de que cambiará a medida que se acostumbre a vivir aquí".

"Maestro, es usted demasiado amable." La voz del mayordomo se volvió débil. Mientras Camilla se quedaba quieta, Alois y su sirviente salieron del alcance de su oído. Pero, ella ya no tenía ganas de perseguirlo.

-¿Qué dijo?

Las palabras que Alois dijo se repetían en su mente.

Siente pena por ella. Miserable.

- Estoy siendo compadecida.

Camilla agarró inconscientemente el pasamanos mientras sus piernas perdían fuerza. Se sentía como si se fuera a caer en cualquier momento. Su visión se nubló cada vez que parpadeaba.

- Todo no tenía sentido.

Todo lo que Alois había hecho era `acoger' a la odiada Camilla, que de otro modo habría sido exiliada del reino. Ese señor de buen corazón que, sin importar lo que Camilla hiciera, simplemente lo 'toleraría'.

Que él dijera que quería casarse aquí era mentira. Que él dijera que quería perder peso era mentira. Todo fue para satisfacer el gran orgullo de Camilla. Él toleraba todo lo que ella hacía, nunca se enfadaba ni negaba las duras palabras de Camilla, siempre sonriendo.

“……. Haciéndome quedar como una tonta".

- A pesar de que solo eres un sapo. A pesar de que eres un hombre tan detestable. Aunque eres tan feo que nadie se casaría contigo.

Sin embargo, incluso un hombre así estaba en condiciones de casarse con Camilla por lástima.

Camilla se mordió el labio.

Luego, casi instintivamente, Camilla le dio una palmada a sus temblorosas piernas y escapó de esa mansión sin pensarlo dos veces.

Anterior  Índice  Siguiente

Referencias

Gato Traducciones activado : Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai. Vol 1 - Capitulo 10

Show preview
Volumen 1 Capitulo 10 Camilla fue educadamente, pero con firmeza, llevada de vuelta a su habitación. "Por favor, mantenga la calma hasta que el Maestro regrese." Aunque dijeron eso, la pasión que ardía en el corazón de Camilla no se enfriaba

Gato Traducciones activado : Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai

Show preview
Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai Titulo en ingles: The Villainess Wants to Slim Down Her Husband Autor: Haiaka Artista: Kurodeko Traducción Jap-Ingles: Mistake Were Made Traducción Ingles-Esp: Gato Traducciones Sinop

Gato Traducciones activado : Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai. Vol 1 - Capitulo 11

Show preview
Volumen 1 Capitulo 11 - ¡Estoy tan enfadada! Mientras Camilla recorría las calles empedradas, no prestó atención a su rumbo. - ¡Cómo! ¡Atreverse! ¡Ellos! A pesar de que su cabeza está ardiendo de rabia, el aire frío todavía le penetra en

Comentarios

Mostrar comentarios como Plano | Hilos

No hay comentarios

Añadir comentario

Encerrando entre asteriscos convierte el texto en negrita (*palabra*), el subrayado es hecho así: _palabra_.
Smilies normales como :-) y ;-) son convertidos en imágenes.
Direcciones e-mail no serán mostradas y sólo serán utilizadas para notificaciones a través de esa vía
Form options