Skip to content

Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai. Vol 1 - Capitulo Final

"Oye, vieja perversa. ¿Te vas a casa ahora?"

Ya era casi medianoche. Causaría un gran alboroto si se quedaran fuera toda la noche sin decírselo a nadie, así que se fueron después de despedirse de la anciana que dirigía el orfanato. Pero fue entonces cuando escucharon esa voz descarada que llamaba a Camilla, que estaba siguiendo a Alois por la puerta.

"¿A quién llamas vieja?"

Camilla se dio la vuelta frunciendo el ceño, pensando en atacar a quienquiera que dijo eso.

Al final del pasillo estaba Rolf, que parecía estar molesto con algo mientras hacía pucheros. Ese pelo rubio oscuro suyo parecía brillar con la luz del candelabro que iluminaba el pasillo. Incluso la llama parecía danzar en sus ojos mientras miraba.

"Tú, tú eres esa mujer de los rumores, ¿verdad? ¿Es cierto que intimidaste a la chica que el Príncipe ama?"

"Haa?"

"¿Y es verdad que tuviste que casarte con Lord Alois como castigo?"

"¿Realmente crees esos rumores? ¡Son todas mentiras, mentiras!"

-Son más que nada mentiras. Pero, esto solo se complicará más si menciono que `esto y aquello son en su mayoría ciertos'.

Mientras Camilla decía eso, Rolf le sonrió.

"Sí, debes tener razón en eso... Los rumores decían que eras muy inteligente, que incluso engañaste al Rey y al Príncipe con dulzura. ¡Pero eres estúpida, densa y solo puedes decir cosas malas!"

"¿Te estás burlando de mí?"

Camilla se enfureció por los insultos que de repente le lanzaron cuando se marchaba. Las palabras de Rolf picaron esos sentimientos suyos que aún estaban crudos.

"¡Ahh, la vieja malvada se ha vuelto loca! ¡Difundirá malos rumores sobre mí!"

"¡No haré tal cosa! ¡Niño travieso!"

Pensando en golpearlo en la cabeza, Camilla se acercó a Rolf. Sin embargo, Rolf se las arregló para eludir sus manos mientras le sonreía como un tonto.

"Eres realmente mala, ¿no? No le sienta nada bien a Alois, ¿eh?"

Mientras se unía los dedos detrás de la cabeza, Rolf se rió y Camilla trató de estirar la mano y agarrar las mejillas de ese niño arrogante.

Al hacerlo, sin embargo, una fresca brisa sopló desde la puerta abierta, el viento frío barriendo el pelo de esa niña mala.

"....Así que, ya sabes, si Alois decide que ya no le gustas, puedes volver aquí otra vez... Ya que eres una vieja tan malvada, es obvio que la gente te odiará algún día, ¿verdad?"

Después de decir eso, Rolf aplanó su pelo barrido por el viento con las manos.

"¡Después!", gritó, y luego desapareció en las profundidades de la casa.

A la mañana siguiente.

Corría el rumor entre los sirvientes de que Alois trajo a Camilla de vuelta en medio de la noche.

Junto con esos rumores, también estaban los susurros de los alborotos que causaron toda la escena de ayer.

Esa villanía de los periódicos había hecho llorar a una criada, que después de haberse lanzado en un berrinche a ciegas a la ciudad, se metió en problemas en medio de la vida nocturna y tuvo que ser traída de vuelta por el mismo Maestro.... Ese era el tipo de chisme que circulaba por ahí.

Era una historia que había adquirido piernas y un nuevo par de zapatos. De alguna manera, pareció una situación familiar.

-¡Nada ha cambiado desde ayer...!

Alois apenas no podía perder todas esas libras en un solo día, mientras que la forma en que la gente veía a Camilla tampoco iba a cambiar de un día para otro. Aunque los sirvientes de la mansión trataron a Camilla con cortesías profesionales, sus ojos permanecieron fríos. Más bien, debido a todo lo que había ocurrido el día anterior, sus miradas parecían aún más agudas de lo habitual.

Aunque ella había regresado del orfanato por su propia voluntad, tal vez hubiera sido mejor que simplemente se hubiera quedado en el orfanato.

Mientras Camilla pensaba hoscamente en todo lo que había pasado, hubo un repentino golpe en la puerta.

Aunque les permitió entrar instintivamente, no sabía quién podía estar visitándola. A pesar de regresar a casa tan tarde por la noche, Alois había salido temprano por la mañana para terminar el trabajo que le quedaba por hacer. En este momento, Camilla no podía pensar en nadie que quisiera visitarla aparte de él.

"Por favor, discúlpeme..."

La persona que abrió la puerta tenía una voz tímida.

Al entrar, Camilla miró a la pequeña doncella... Una pequeña niña con ojos familiares, como un animalito.

"...Tú."

"Señora, um..."

"¿No eres la criada de ayer? ¿Cómo te atreves a mostrarme tu cara?"

Ella fue la causa principal de todos los disturbios de ayer. Engañosamente había rechazado la petición de Camilla, se había saltado el trabajo en la sala de descanso, había hablado mal de Camilla a sus espaldas y, cuando se le confrontó directamente, se echó a llorar. Hoy, parece que está sin sus dos amigos. Debe tener muchas agallas para venir sola.

"¡¿Por qué estás aquí?! ¿Sabes por lo que pasé por tu culpa? Hicieron un desastre por mi cocina, convirtieron la comida en un motín e incluso tuve que lidiar con ellos en el baño....".

"Um, yo... yo..."

"A pesar de eso, ¡sigo siendo mejor que tu! ¿Te han enseñado bien? ¿Qué clase de trabajo perezoso has estado haciendo aquí hasta ahora? ¿Cómo puedes ser tan egoísta y eludir el trabajo así, y luego llorar en el momento en que te enfrentas a tu irresponsabilidad?"

"Ahh.... Uuuu…"

La criada intentó abrir la boca para decir algo. Pero, lo único que salió de su boca fue un gemido silencioso. Mientras Camilla miraba a la criada cuyos ojos estaban pegados al suelo, ese gemido se convirtió en un sollozo. Mientras sus hombros temblaban, ella agarró la parte delantera de su vestido con esos puños temblorosos.

"No creas que te perdonaré solo por tus lágrimas."

"Yo... Uuu... Ah, yo…"

Camilla se cruzó de brazos mientras miraba a la pequeña criada. Ayer, todo tipo de cosas se interpusieron en su camino, pero ahora mismo había aparecido sola en la habitación de Camilla. No hay nadie aquí que pueda ayudarla.

"Si tienes algo que decir, que quede claro. Simplemente llorar no me dirá nada."

"Yo... yo... yo... lo haré..."

La criada puso una mano sobre su pecho y respiró hondo. Entonces, con los ojos aún brillando con lágrimas, miró a Camilla.

"Ah, umm, vine a decirle a la señora que yo... Ah..."

La joven doncella estaba a punto de llorar cuando se encontró con la fría mirada de Camilla. Apenas podía respirar, su voz interrumpida por el hipo.

"¡Lo siento mucho...! Sé que lo que hice estuvo mal. Señora, tenía razón en todo. Así que... pensé que debía disculparme con usted."

A pesar de los sollozos, se las arregló para decirlo. Las lágrimas no paraban de fluir por su cara mientras hablaba, mezcladas con jadeos de aire.

"Cuando pasan cosas así, mis lágrimas no paran.... Pero, cuando me callo, a veces puedo mantenerlas abajo."

Por eso, cuando Camilla la había acusado antes, se había quedado callada mientras miraba hacia abajo. Porque en el momento en que empezaba a decir algo, las lágrimas fluían.

Sin embargo, si ella guarda silencio de esa manera, alguien eventualmente vendrá en su ayuda ya sea que ella lo desee o no. Aunque fuera en contra de sus sentimientos. Lo que ella realmente quería decir, no puede formarse en palabras, y todos a su alrededor simplemente la defenderán mientras piensan algo como "esa pobre cosa".

"¿¡Haaaaaaaaa!? ¡Solo te quedas callada porque tienes miedo de llorar, no puedo perdonarte por eso! Me culparon de todo!!"

"¡Sí! ¡Tiene razón...!"

"¡No creas que siento pena por ti en absoluto! Si te hubieras disculpado de inmediato, nunca me habría enfadado tanto, ¿sabes? Además, no derramaste una lágrima cuando hablabas a mis espaldas, ¿verdad? ¿Me pregunto si tienes alguna excusa para eso?"

"¡No tengo excusa! ¡Así que si quiere que me echen, lo aceptaré...!"

"¡Ves, puedes hablar incluso a través de tus lágrimas!"

Aunque lloriqueaba y hablaba despacio, la criada seguía hablando. Si alguien entrara en esta escena, parecería muy fácilmente que ella estaba intimidando a esta joven doncella por alguna razón insignificante, pero en realidad, no era más que un merecido regaño si se pasaba por alto el llanto.

"Si no puedes mantener la compostura, entonces no eres apta para ser una criada. ¿Estoy equivocada?"

Sin embargo, si lloras a la primera gota de un suceso como este, ¿cómo puedes esperar completar un trabajo estresante?

El hecho es que la Mansión de Grenze a menudo pasa mucho tiempo sin ver al Maestro. El trabajo principal de los sirvientes cuando está ausente es mantener el decoro de la finca, enviar informes periódicos a la casa principal sobre las tasas de importación y exportación, así como sobre la calidad de la manastone que se está excavando, además de recopilar información sobre las idas y venidas de los comerciantes a través de la frontera. En pocas palabras, cumple una función similar a la de una oficina gubernamental.

¿Es realmente un trabajo adecuado para alguien tan emocional?

"Aunque digas eso, no tengo autoridad para que te reemplacen. Puede que sea una historia diferente si le pregunto a Lord Alois, pero ¿por qué tengo que ir tan lejos por gente como tú?"

¿Podría Camilla pedirle a Alois que le ayude a despedir a una mera doncella?

Pase lo que pase, nunca podría ir a Alois y decir: "Por favor, que se deshagan de esa criada". Para mostrar con tanta claridad que su mente seguía obsesionada con su enojo por una cosa tan trivial, el orgullo de Camilla no lo permitía.

"Has sido debidamente regañada y estoy segura de que estás reflexionando sobre ello. Es más, tu disculpa fue sincera, ¿sí?"

“Y….. Sí.

"Entonces, ¿qué sigue?"

La criada parpadeó con los ojos manchados de lágrimas.

"¿Fue tu disculpa el final de todo?"

Mientras Camilla fruncía el ceño, la criada pareció confundida por un momento. Luego, se secó las lágrimas con la manga y respiró hondo.

"...no lo haré más. Trabajaré duro y trataré de cambiar yo misma."

Suprimió el temblor de su voz y habló con claridad, sin tartamudear ni sollozar.

"Bien dicho."

Fufu, Camilla se rió audazmente.

"Si alguna vez vuelves a hacer esto, definitivamente te sacaré de aquí. No creas que yo tampoco lo olvidaré. La próxima vez que venga a Grenze, me aseguraré de que no estés holgazaneando".

"¡Sí!", mientras la criada se inclinaba profundamente ante Camilla, la luz del sol brillaba a través de la ventana, arrojando a ambos en una larga sombra.

Ese claro cielo azul que se extendía hasta la distancia era una señal de que pronto sería el momento de partir.

Anterior  Índice

Referencias

Gato Traducciones activado : Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai

Show preview
Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai Titulo en ingles: The Villainess Wants to Slim Down Her Husband Autor: Haiaka Artista: Kurodeko Traducción Jap-Ingles: Mistake Were Made Traducción Ingles-Esp: Gato Traducciones Sinop

Gato Traducciones activado : Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai. Vol 1 - Capitulo 15

Show preview
Volumen 1 Capitulo 15 La comida fue todo un alboroto. En un comedor junto a la gran cocina, todos los niños estaban sentados en la misma mesa larga. Ante los niños, se había colocado la sopa hirviendo a fuego lento y el pan rebanado. En el

Comentarios

Mostrar comentarios como Plano | Hilos

Aura activado :

Muchas gracias por la traducción

fallen activado :

¡cuando saldran mas capitulos?

Añadir comentario

Encerrando entre asteriscos convierte el texto en negrita (*palabra*), el subrayado es hecho así: _palabra_.
Smilies normales como :-) y ;-) son convertidos en imágenes.
Direcciones e-mail no serán mostradas y sólo serán utilizadas para notificaciones a través de esa vía
Form options