Skip to content

Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai. Vol 2 - Capitulo 9

Volumen 2

Capitulo 9

La fría y triste melancolía se derritió y se convirtió en ira.

A medida que pasaba el día, lo único que Camilla podía sentir era la furia hirviendo en su cabeza. No tuvo tiempo de calmarse, ya que cuando ese sentimiento de enojo se apoderó de ella, apagó toda su conmoción, confusión y desesperación.

Obviamente fue hecho con malicia.

Fue un intento de herir personalmente a Camilla.

Alguien realmente quería humillarla. Era diferente de los chismes que siempre ocurrían a sus espaldas, algo mucho más astuto y bajo.

¿Quién estaba por encima de Nicole, controlándola como una marioneta?

- ¿De verdad crees que voy a seguir estando deprimida así?

Quienquiera que haya hecho esto obviamente se regocijaba por su sufrimiento. Así que, cuanto más tiempo se revolcara en la miseria, más se divertirían.

Por lo tanto, ¿puede realmente permitirse sentarse aquí sintiendo lástima de sí misma? Camilla se puso de pie, levantando la cara.

Puede que acabe haciendo algo imprudente y ganando aún más enemigos, pero que así sea.

- Necesito oír lo que Nicole tiene que decir.

¿Quién la obligó a hacerlo? ¿Por qué querían abrir sus viejas heridas con tal imitación? ¿Quién era el que quería humillarla así?

- Te destrozaré.

Alois le prometió que encontraría a los culpables, pero Camilla no era el tipo de persona que podía quedarse de brazos cruzados y confiar todo a otra persona.

Descubriría quién está detrás de esto.

Mientras se mordía el labio como para reprimir su rabia, Camilla caminó sola por la mansión.

Su destino era el área de descanso de las criadas.

Había una gran habitación en el segundo piso con camas y catres alineados uno al lado del otro, no recibía mucha luz solar.

Esta era la habitación donde se alojaban los sirvientes y criadas de bajo rango. Cuando eran mayores, subían de rango y pasaban a tener sus propias habitaciones.

Se movió a la parte seccionada donde dormían las criadas. Mientras miraba detrás de la cortina divisoria que separaba a los sexos, no podía ver a Nicole en absoluto. Cuando interrogó a las otras jóvenes doncellas, dijeron que algunas de las sirvientas mayores la habían llamado para que se fuera.

Luego, tuvo que ir a la habitación norte, en la planta baja. Ahí es donde las sirvientas mayores tenían sus habitaciones.

Esas habitaciones eran las más alejadas de toda la mansión. Para las sirvientas más jóvenes, no se les daba habitaciones individuales, sino que se alojaban en literas con varias otras personas. Aun así, tenían más espacio personal que las criadas menores, y también recibían mejor comida y dinero.

Las primeras tres habitaciones que encontró fueron todas compartidas por jóvenes sirvientas. Sólo uno de ellos tenía la puerta ligeramente entreabierta. La luz se filtró por la puerta abierta, mientras las otras dos puertas estaban cerradas.

Aún era temprano en la tarde. Aunque puede parecer un poco temprano para encender la luz, estas habitaciones orientadas al norte tampoco recibieron mucha luz solar, por lo que podrían oscurecer fácilmente.

Había gente dentro.

Tampoco podía ver a nadie más en el pasillo. ¿Debería apresurarse o esperar a ver qué pasa? Mientras dudaba, oyó una voz.

"¡Nicole! ¿Realmente lo hiciste de la manera que te dijimos?"

Camilla contuvo la respiración por instinto.

Se había convertido en una excelente espía.

"¡El Maestro está buscando un culpable ahora mismo! No dijiste nada estúpido, ¿verdad? Dijiste lo que te dijimos que dijeras, ¿verdad?"

Mientras la joven hablaba, el cuerpo de Nicole se puso rígido. Aunque esa joven no tenía ninguna ventaja sobre ella en altura o peso, a lo largo de los años la había conocido, había estado condicionada a temerla.

"Lo hice todo yo mismo", eso es lo que se suponía que tenías que decir, ¿no? No creo que sea posible, ¿pero nos delataste? Sabes lo que te pasará si eso es verdad, ¿no?"

El pelo rizado y suave de esa chica era del mismo color que el de Nicole. Aunque esta chica no tenía pecas y parecía preocuparse un poco más por su apariencia que Nicole, las dos se parecían mucho.

Y eso es natural, considerando que la misma sangre fluía por sus venas.

"¡Apúrate y di algo, escoria!"

La chica empujó a Nicole en el hombro. Nicole retrocedió un paso, pero aun así no dijo nada. Ella podría ser reprendida si se mantiene en silencio, pero las cosas sólo empeorarán si abriera la boca. Así que, sería mejor no decir una palabra.

Mientras veía a Nicole permanecer taciturna, la otra chica se rascaba el pelo con frustración. De pie a su lado, las otras sirvientas trataron de calmarla con un "ahora, ahora".

"Cálmate, Leonora. No hay forma de que nos descubran".

"Así es. Solo porque esté buscando a un culpable no lo ayudará si no tiene idea de quién es el culpable".

Las criadas que trataban de calmar a la otra chica definitivamente no estaban del lado de Nicole. En todo caso, no querían tener nada que ver con ella.

"Hmph", la chica llamada Leonora resoplaba por su nariz. Cuesta decir si eso la convenció. Pero, ella parecía haberse calmado un poco mientras fruncía el ceño a Nicole.

Sus ojos estaban ligeramente pigmentados, del mismo color que su pelo. Ese color de ojos era otra diferencia entre ella y Nicole.

"Ahh, si tan solo tuviera un poder mágico como esa. No tendría que revolcarme en un lugar como este. Si hubiera heredado poder mágico en vez de la escoria como tú, habría sido yo la que hubiera ido a la capital y hecho que el Príncipe se enamorara de mí a primera vista.... en vez de Liselotte".

Parecía odiar a Liselotte de una manera completamente diferente a la de Nicole, a juzgar por el veneno en su voz mientras pronunciaba ese nombre.

"Esa perra que siempre decía:'¡Lord Alois! "¡Lord Alois!" en los viejos tiempos, lo hizo muy bien por sí misma. Ya que es la prometida del Príncipe, ¡podría llegar a ser Reina algún día! ¡Aunque su aspecto no sea nada especial!"

"¿Una Reina cuando su pareja es solo el Segundo Príncipe?"

A las palabras de la sirvienta, las otras chicas se reían y burlaban. Leonora también se burló.

"No estaría satisfecha con nada menos."

Mientras escupía esas palabras, se volvió otra vez para mirar a Nicole.

"Yo tampoco puedo estar satisfecho con esto. ¿Ser una sirvienta en un lugar como este? Esto no puede terminar aquí para mí. ¿Me entiendes, Nicole?"

Los hombros de Nicole se desplomaron mientras permanecía callada. A la chica no le importaba mientras seguía hablando.

"Todo lo que pasó, decidiste hacerlo por tu cuenta. En un intento irreflexivo de consolar a la lastimosa mujer malvada que el Príncipe había tirado, actuaste sola. Como siempre.... Oye, ¿qué te parece?"

"...Sí."

Nicole contestó, como siempre, su voz apenas era un susurro. Sus manos estaban pálidas como una sábana mientras temblaban. Sus sentidos se estaban desvaneciendo y no podía mantener su flujo de poder mágico. Estaba aterrorizada de que pudiera correr desenfrenado en cualquier momento.

"Es posible que ni el Maestro ni esa villanía hayan escuchado lo que tenías que decir. Así que, por favor, díselo tú mismo. Inclínate ante el Maestro y háblale de tu crimen. Dile que como tú eres el culpable, él no debería estar buscando a nadie más y debería simplemente castigarte a solo a ti. "¿Me has oído?"

"....Sí."

"Sin tu poder mágico, la familia Ende no querría tener nada que ver contigo. Solo recuerda, esa es la única razón por la que una hija bastarda de una amante se mantiene cerca. Tus hermanos, y el resto de la familia, recuerdas quién los alimenta, ¿no?"

"Sí."

"Entonces, repítemelo. Hiciste todo sola. Dilo."

Nicole se agarró las palmas de las manos, estaba a punto de desbordarse. Ya ni siquiera podía sentir el toque de su energía mágica.

"...¡Sí! ¡Lo hice todo yo sola porque quise! Todo.... ¡Todo!"

Las puntas de sus dedos se sintieron entumecidas como si hubiera recibido un choque de estática.

Entonces, alguien agarró su mano firmemente.

Nicole no se dio cuenta de que alguien había abierto la puerta.

No se dio cuenta de que alguien había entrado en la habitación y le cogió la mano.

Mientras las sirvientas de la habitación abrían los ojos de par en par, Nicole miró a la persona que ahora también sostenía su mano.

"Ven conmigo".

Su voz sonaba tranquila y mesurada, pero había una ola de ira muy obvia hirviendo bajo sus palabras. Ella tiró fuertemente de su brazo mientras lo decía y Nicole no tenía la fuerza ni la agallas para resistirse a ella.

".........Señora."

La persona a la que Nicole había herido profundamente con su magia. La persona que había sido desterrada de la capital a este lugar remoto. La persona que un día se convertiría en la señora de esta mansión.... Camilla.

Nicole levantó la cabeza para mirar a Camilla, que era mucho más alta que ella. Mientras se elevaba por encima de la joven doncella, la cruda imagen que había cortado era una mancha borrosa de una emoción apenas contenida.

- ¿Ella lo oyó?

Ella lo hizo. Debe haber oído lo que dijo Nicole.

"Yo... estoy furiosa."

Camilla miró a Nicole mientras decía eso.

Detrás de ella, las chicas respiraron aliviadas. Se sintieron aliviadas de que el martillazo de la furia no pareciera que iba a caer sobre ellas.

Camilla tomo a Nicole y se fue de la habitación.

Sin embargo, aunque Nicole no lo notó porque temía lo que vendría, las sirvientas en la habitación tenían sus palabras de alivio atascadas en sus gargantas, ya que Camila, siempre emocionada, les miraba por última vez, con una mirada heladora más fría que el hielo.

 

Anterior  Índice  Siguiente

Referencias

Gato Traducciones activado : Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai. Vol 2 - Capitulo 10

Show preview
Volumen 2 Capitulo 10 Después de traer a Nicole de vuelta a su habitación, Camilla le puso un cepillo en las manos. "Péiname el pelo". Una vez que dijo eso, Camilla se desabrochó las trenzas y se sentó en la silla de espaldas a Nicole. Detrá

Gato Traducciones activado : Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai

Show preview
Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai Titulo en ingles: The Villainess Wants to Slim Down Her Husband Autor: Haiaka Artista: Kurodeko Traducción Jap-Ingles: Mistake Were Made Traducción Ingles-Esp: Gato Traducciones Sinop

Comentarios

Mostrar comentarios como Plano | Hilos

Artemisa activado :

Que bajas están mujeres pobre Nicole prácticamente está siendo chantajeada y manipulada

María Isabel activado :

Y justo cuando piensas que odias a la sirvienta mayor, pum!
Se vuele inevitable no odiar a las criadas estas

Añadir comentario

Encerrando entre asteriscos convierte el texto en negrita (*palabra*), el subrayado es hecho así: _palabra_.
Smilies normales como :-) y ;-) son convertidos en imágenes.
Direcciones e-mail no serán mostradas y sólo serán utilizadas para notificaciones a través de esa vía
Form options