Skip to content

Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai. Vol 4(2) - Capitulo 7

Volumen 4(2)

Capitulo 7

"¡Bueno, lo siento por ser tan desagradable!"

Empujando a Nicole a un lado, Camilla se puso cara a cara con Verrat.

Las dos chicas parecían confundidas en cuanto a por qué Camilla se había metido de repente en medio de su conversación, pero esa confusión pronto se convirtió en temor ante su abierta hostilidad hacia ellas.

"¿Qué es lo que...?"

"¿Qué tiene de malo querer ser amado por la persona que amas? ¿Y qué si estaba celosa? ¿Y qué si le guardo rencor? ¿Qué hay de malo en eso?"

"¿Eh...?"

Verrat y Finne comenzaron a temblar terriblemente. Eso tiene sentido, por supuesto. ¿Quién no se asustaría profundamente si alguien que obviamente estaba en lo más alto de la escala social volviera su inconfundiblemente venenoso odio hacia ti de esta manera, por una razón que ni siquiera puedes entender?

Pero, Camilla no tenía ojos para ver sus rostros asustados. Tampoco tenía oídos para escuchar la voz de alguien detrás de ella, tratando de calmarla.

Lo único que podía sentir era la ira que se acumulaba en su cabeza, como un torrente de agua contra una presa. Ese calor creciente dio paso a las frías palabras que salieron de los labios de Camilla.

"Incluso si el que yo amaba escoge a otra, debería tirar por la borda mis sentimientos y felicitarlos mansamente a los dos? Cuando lo veo al lado de alguien que no soy yo, ¿debería sonreír alegremente en su dirección?"

Camilla le dijo en la cara a Verrat. Mirando directamente a los ojos de la joven, no se dio cuenta del sudor frío que le caía por la cara.

"Cuando tu verdadero amor eligió a otra, decidiste sonreír por ellos, ¿es eso? ¿Pero ese hermoso amor tuyo? ¡No puedo hacer eso!"

Ya no podía ver la cara de Verrat, todo lo que podía ver era la expresión burlona de una de las chicas nobles del palacio real. Ojos que se burlaban de su amor que nunca llegó a existir. Aunque todos ellas también amaban al príncipe Julián de la misma manera, todas lo habían abandonado hace mucho tiempo.

Camilla, sin embargo, fue la única que nunca se rindió.

Verrat estaba arraigada en el lugar mientras temblaba. Era una plebeya, aterrorizada por el noble que tenía ante ella, con el que no tenía poder para oponerse. Entendió que por alguna razón, esta noble mujer se estaba vengando de ella. Bueno, en realidad, eso no fue del todo correcto. Ahora mismo, Camilla apenas recordaba a quién le estaba gritando, o incluso dónde estaba realmente. Camilla no pensaba, las palabras que salían de su boca eran pura emoción.

Ella realmente lo había amado. Y por lo tanto, Camilla se había vuelto desagradable.

"¡Incluso si era desagradable, incluso si era desagradable, solo quería ser amada!"

- El príncipe Juli... y...

La espalda del hombre al que siempre había perseguido flotaba entre los pensamientos de Camilla. No importa cuánto anhelaba Camilla por él, nunca se volvía a mirarla.

Todo lo que ella podía recordar en su mente era su espalda.

"¡Quería verme en sus ojos! ¡Quería apoyar a Su Alteza! ¡Quería estar a su lado! Esos eran mis sentimientos; ¿cómo podría renunciar a ellos como tú lo hiciste....?"

"¡Para de una vez!"

Una fuerte fuerza separó a Camilla de Verrat, que estaba casi ojo a ojo con ella. Una voz retumbante que incluso ahogó los gritos de angustia de Camilla.

Alois tomó la mano de Camilla. Al apartarla de Verrat, trató de hacer que Camilla recobrara el sentido común.

Cuando se dio la vuelta, se vio reflejada en los severos ojos de Alois. La cara de Camilla se había salido de su control. ¿Estaba llorando? ¿Riéndose? ¿O era una máscara de pura ira desenfrenada?

"¡Lord Alois, yo...!"

"Salgamos afuera. Necesitas un poco de aire fresco."

"¡Pero!"

"No eres tú misma ahora mismo. Así que, salgamos afuera."

Ese tipo de tono brusco era raro para Alois. Sin embargo, aunque Camilla ardía de pasión, su mano caliente contrastaba con lo fría que era la de Alois. Condujo a Camilla de la mano, con la cara rígida aguantando la lengua.

"¡Lord Alois!"

No estaba interesado en lo que ella tenía que decir ahora mismo. Alois no dijo ni una palabra en respuesta a Camilla, ya que él la sacó del sótano por la mitad con la mano.

" Lord... ¿Alois? ¿Era él?"

"Entonces esa señora era... No puede ser..."

Desde atrás, podía escuchar el creciente horror en las voces de las dos jóvenes que realmente no sabían nada. Se dieron cuenta de que habían cometido un acto que podría tener consecuencias mucho más atroces que simplemente tocar música.

Pero, en este momento, Camilla no estaba en condiciones de darse cuenta de su ignorancia, y mucho menos de perdonarla.

Estaba enfadada con todo. Su enojo se había desbordado tanto que ya no creía que hubiera una tapa capaz de contenerlo.

Haciendo a un lado la puerta de hierro que estaba en la parte superior de las escaleras, la llevó de vuelta a través de la desierta y arruinada cafetería y salió a la calle, donde el sol había empezado a caer hacia el horizonte.

El viento silbando a través del callejón llevaba consigo unas notas errantes del himno de boda del príncipe Julián y Liselotte. Nicole corrió detrás de ellos en un estado de pánico, pero Alois no se detuvo en absoluto, dejándola atrás.

"¡Lord Alois! ¡Por favor, déjeme ir de inmediato! ¡Todavía tengo cosas que decir!"

"No lo haré. ¿Viste sus caras?"

Era evidente lo petrificados que estaban. Estaban confundidos por la ira de Camilla, y realmente asustados por la posible falta de respeto y ofensa que habían causado sin siquiera saberlo.

"Razón de más para enderezarlos".

"Es natural que te enfades. Pero, no querían hacerte daño. Esto es mi culpa, después de todo, debería haber intervenido antes."

"¿Insinúa que solo porque no quisieron hacer daño, no debería decir nada?"

Camilla luchó por liberarse de las garras de Alois. Incluso si tenía sobrepeso y estaba flácido, seguía siendo fuerte. No importa cuán violentamente se retorciera y tirara, él no se movía ni un centímetro.

"Oh, bueno, porque no querían hacer daño, supongo que está bien entonces! Debería haberme sentado tranquilamente y escuchar, ¿es eso?"

"Eso no es lo que estoy diciendo."

Alois finalmente dejó de caminar, aunque todavía sostenía la mano de Camilla.

El estrecho callejón estaba alfombrado con una fina capa de nieve. No había nadie alrededor. Detrás de ellos, sólo había huellas de Alois y Camilla en la nieve.

Mientras Camilla aún luchaba desesperadamente por escapar de él, Alois la miró. Su habitual sonrisa tranquila había desaparecido. Esa cara suya todavía le resultaba familiar... Se parecía a la de Camilla, cada vez que intentaba contener sus pasiones.

"Por eso te detuve. No fue solo por su bien, sino por el mío también".

"¿Qué hace...?"

Ante la fuerte mirada de Alois, Camilla se quedó callada. No tenía intención de dejarse intimidar por él, pero las palabras no salían. Incluso su brazo, que antes intentaba desesperadamente arrancar de las garras de Alois, perdió su fuerza.

"Camilla, sé que tú tampoco querías hacer daño. Sé que estabas pensando en otra persona. Pero aunque sabía que te sentías herida, no me adelanté a tiempo para detenerlos, así que no tengo derecho a criticarte en absoluto".

Pero aunque dijo eso, Alois todavía exhalaba pesadamente, su aliento humeando en el aire frío. Esa firme expresión suya parecía que estaba frenando una ola de ira con autocontrol.

Sin embargo, tal vez eso no fue del todo correcto.

En lugar de ira, esos ojos rojos parpadeantes delataron un sentimiento de tristeza solitaria.

- Si fuera el príncipe Julián, ¿me habría mostrado una cara así?

"Camilla.... No quería oírlo más."

Mirando a los ojos a Camilla, la voz de Alois se volvió suave, casi como un susurro.

"Porque tus palabras también me hieren."

Sus calladas palabras se evaporaron en el aire de ese pueblo nevado junto con el vapor de su aliento.

Alois no dijo una palabra más, mientras Camilla lo miraba en silencio. Ese cuerpo suyo que había sido envuelto en una furia ardiente se congeló en el viento frío.

- Si fuera el príncipe Julián...

El corazón de Camilla todavía se arremolinaba al enfrentarse a Alois. Incluso si ambos tenían el mismo cabello plateado y un par de ojos rojos, Alois y el Príncipe Julián estaban lo más separados posible.

- Si fuera el príncipe Julián, no diría eso. Si fuera el príncipe Julián, me habría alegrado con su consuelo, aunque fuera mentira. Si fuera el príncipe Julián, no se habría hecho daño. Si fuera el príncipe Julián...

Esa comparación hueca ardía en el corazón de Camilla.

Camilla sabía que la comparación era injusta. Pero en ese silencio incómodo entre ellos, mientras Camilla lo miraba, su mente pasó por encima de todas las diferencias entre Alois y Julián.

Todavía podía oír ese débil himno desde algún lugar en la distancia.

Era la canción que ella había soñado una y otra vez con escuchar un día, mientras ella y el Príncipe Julián se paraban juntos ante un altar, tomados de la mano.

Anterior  Índice  Siguiente

 

Referencias

Gato Traducciones activado : Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai

Show preview
Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai Titulo en ingles: The Villainess Wants to Slim Down Her Husband Autor: Haiaka Artista: Kurodeko Traducción Jap-Ingles: Mistake Were Made Traducción Ingles-Esp: Gato Traducciones Sinop

Gato Traducciones activado : Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai. Vol 4(2) - Capitulo 6

Show preview
Volumen 4(2) Capitulo 6 "¿Oh? Víctor, ¿ya terminó tu práctica?" Era una joven alegre que bajaba las escaleras. Debía de tener más o menos la misma edad que Camilla, o quizás un año menos. Su pelo era de un tono castaño rojizo y sus cejas eran l

Gato Traducciones activado : Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai. Vol 4(2) - Capitulo 8

Show preview
Volumen 4(2) Capitulo 8 Al final, Camilla regresó con Alois a la mansión de la familia Lörrich. A pesar de ser ostensiblemente una extensión de su hospitalidad, la cena que tuvieron con la familia Lörrich fue un asunto muy incómodo. Sin mencionar

Comentarios

Mostrar comentarios como Plano | Hilos

Mari activado :

Jooder.

Es un poco molesto que Camilla cada tanto haga comparación entre Alois y Juliano. Al ser similares en los tonos pero tan diferentes en todo lo demás.

Aunque es algo bueno también, ya que así puede ver la abismal diferencias entre lo que nunca tuvo - aunque siempre deseo - y aquello que tiene ahora y desea ser aceptado.

Silver activado :

Ah, se me salió una lágrima (T ^ T)

Artemisa activado :

Que triste

Kou activado :

En serio casi lloro xbkBxkf igual no puedes pedirle a Camilla que se olvidé completamente del príncipe, si lo amo desde que eran niños y pedirle que lo olvidé en 7 meses es imposible, lo amo con locura, un amor no correspondido por años que al final se volvió desesperado.
Camilla hizo lo que pudo por ser amada por alguien que fue una mentira, le costará adaptarse a que alguien la ame de verdad como lo está haciendo Alois :c
Si fuera Camilla también me hubiera enojado con Verrat, solo porque la persona que amo esta con otra persona no siempre debo desechar mis sentimientos y ver sonriente a la pareja, también sufriría, me enojaría, etc. El decir que Camilla hizo mal es pura sinverguenzura porque si ellas tuvieran más fe en sí mismas hubieran hecho lo mismo por tratar de cuidar lo "suyo".
Realmente estos dos me hacen doler el corazón.

Añadir comentario

Encerrando entre asteriscos convierte el texto en negrita (*palabra*), el subrayado es hecho así: _palabra_.
Smilies normales como :-) y ;-) son convertidos en imágenes.
Direcciones e-mail no serán mostradas y sólo serán utilizadas para notificaciones a través de esa vía
Form options