Skip to content

Akuyaku Reijou wa Danna-sama wo Yasesasetai. Vol 6 - Capitulo 1

Volumen 6

Capitulo 1

La hija del Conde Storm, Camilla Storm, es una villana.

Una odiosa y desleal mujer que intentó separar al Segundo Principe, Julian y su único y verdadero amor, Liselotte, la hija de un barón. Era una mujer detestable, terca como una mula y maliciosa como una serpiente. Ahora, la más peligrosa y terrible de todas las mujeres todavía compite por el poder, incluso atrapando a un duque en sus artimañas.

- Pensar que algo tan ridículo terminaría sucediendo. ¿Había habido antes una ironía tan perfecta?

Se había dejado llevar por sus palabras. Ese fue el primer error que cometieron.

Debieron deshacerse de ella inmediatamente antes de que tuviera la oportunidad de abrir la boca.

Después de todo, Camilla Storm tenía que ser la villana.

"... ¿Gerda ha escapado!?"

El levantamiento había comenzado hace tres días.
Alois, que estaba enterrado en informes escritos que se apilaban en su escritorio, escuchó lo último que quería oír.

El nuevo informe decía que la residencia en la que estaba retenida en la capital había sido atacada y Gerda había sido liberada. La criada y el criado que habían sido encarcelados junto a ella también habían desaparecido. Se puede suponer que se fueron con quien los liberó de sus captores.

"¿No ordené específicamente que se aumentara el número de guardias? ¡Dije que ella sería un objetivo obvio!"
Alois le gritó al sirviente que había entrado a su oficina para entregar el mensaje.

La supuesta razón de la rebelión fue la insatisfacción con el gobierno de Alois. En particular, se decía que era injusto en su trato con los miembros de la familia de las casas prominentes.

Había tratado a Gerda, un miembro mayor de la familia Lörrich, como una criminal a pesar de la falta de pruebas concluyentes. También había tratado de la misma manera a una empleada mayor, una prima del jefe de la familia Meyerheim. Es más, Alois también había despedido a muchos sirvientes que se habían dedicado a la familia Montchat desde que su padre era el Duque.

Pero el peor crimen de todos, al parecer, fue el despido de Vilmer, que era el segundo hijo de la Casa de Meyerheim. La familia Meyerheim siempre había insistido en que Vilmer se involucrara en los asuntos administrativos de Alois, para poder influir en sus decisiones políticas.

Por eso pensó que Gerda sería un objetivo obvio, considerando que estaba "injustamente detenida". Aunque el capital del ducado le seguía siendo leal, todavía insistía en doblar la seguridad en caso de emergencia.

"Ah... sí, ese era sin duda el caso, sin embargo…"

Alois notó cómo el joven asistente tembló después de que le levantó la voz. Puede haber hablado más fuerte de lo que se dio cuenta. Respirando profundamente, hizo un esfuerzo consciente para calmar su voz mientras lo llamaba de nuevo.

"...Gerda debía estar detenida en una de las residencias de la capital. Ordené específicamente que se pusiera una guardia alrededor de ella, y no había oído ninguna palabra de un ataque en la ciudad, ¿verdad? Entonces, ¿cómo hicieron para alejar a Gerda?"

"Sí... Eso es... bueno, parece haber sido un trabajo interno... Varias personas que trabajaban en la residencia también han desaparecido desde el incidente…"

Alois cruzó sus brazos. No le respondió de inmediato, pero se mordió el labio con evidente frustración.

Gerda y Vilmer habían sido los dos sirvientes más antiguos de la familia Montchat. Debe haber un número de personas, incluso en la capital, que simpatizan con ellos. A pesar de que la noticia de que Gerda intentó envenenar a Alois se ha extendido en este momento, todavía hay algunos que se niegan a creerlo.

Dicen que la verdadera culpable tuvo que ser Camilla. Camilla lo había envenenado, y luego culpó a Gerda. Desde que Camilla llegó a Mohnton, Alois había empezado a perder la cabeza. Así que, tal vez si Camilla era expulsada y Gerda era devuelta a su legítimo lugar, ¿entonces toda esta agitación podría ser arreglada? Esa no era una opinión rara, incluso en la capital.

Pero, no era algo que pudiera ignorar. Aunque esperaba algún tipo de reacción, ingenuamente pensó que podría encontrar un entendimiento con aquellos que se le oponían. Pero, en realidad, una revuelta se había levantado en todo el Ducado e incluso la gente de la capital, que estaba bajo su dominio directo, había empezado a sospechar de Alois.

Buen señor o no, se le había hecho dolorosamente consciente de lo frágil que era su reputación.

En las mentes de muchos de sus ciudadanos, Alois era inferior a Gerda y Vilmer. Pensando en su fracaso para ganarse esa confianza y respeto que tanto necesitaba en una situación como esta, Alois estaba decepcionado de sí mismo.

Tal como Camilla siempre le había dicho, Alois era un hombre que no era sincero, siempre escondiendo sus sentimientos en una máscara. No era el tipo de persona que podía mover los corazones de los demás. Incluso si dejaba que Camilla entrara en su corazón, incluso si decía que quería cambiar, no era algo que pudiera suceder de la noche a la mañana. Lo que es más, no es como si todos pudieran ver de repente el esfuerzo que Alois estaba haciendo.

Fue increíblemente frustrante, pero no había nada que Alois pudiera hacer al respecto ahora.

" Lord Alois, ¿hay algo malo?"

Su asistente habló, preocupado por lo silencioso que se había vuelto Alois.

"Debe estar cansado después de todo, mi Señor... Sería mejor que descanse un poco..."

Durante los últimos días, desde que recibió la noticia de la rebelión, Alois no ha pegado un ojo mientras intentaba abordar el tema. No podía negar que estaba física y mentalmente exhausto.

Sin embargo, Alois seguía siendo el Duque. Sacudiendo la cabeza, Alois sonrió mientras trataba de tranquilizarlo.

"No, no es nada".

No podía permitir que lo que había cambiado regresara al status quo del pasado.

Las demandas de los rebeldes eran restaurar a todos los sirvientes que había despedido, así como limpiar a Gerda de cualquier culpa y hacerla volver a su posición. Y lo que es más, celebrar un juicio para la "verdadera culpable", que es Camilla.

Para ir directo al grano, lo que querían era deshacerse de Camilla y tener a Alois de nuevo viviendo con las manos de Gerda alrededor de su garganta. Sus demandas no eran algo que Alois pudiera siquiera entretener. El mensajero que los conspiradores de la rebelión habían enviado para negociar con él también había sido reprendido.

Con ese puente siendo quemado, lo único que se podía hacer era enfrentarlo de frente. Si Alois perdía esta batalla, la que correría más peligro era Camilla.

"En cualquier caso, sobre Gerda. No pueden haber ido muy lejos en tan poco tiempo. Envía jinetes para averiguar dónde está. Después de eso, tenemos que averiguar exactamente quiénes son los sirvientes desaparecidos, entonces..."

Alois trabajó sin descanso. Siempre había sido una persona muy trabajadora, pero estos últimos días apenas salió de su oficina.

Los informes llegaban en un flujo interminable, y constantemente se le pedían nuevos comandos. No había tiempo para comer o dormir en absoluto. Por supuesto, eso significaba naturalmente que tampoco tenía tiempo para ver a Camilla. Siendo la situación como era, eso era comprensible.

- Quiero ayudarlo.

¿Había algo que ella pudiera hacer por el bien de Alois? Ella había estado pensando constantemente en ello.

Pero, el deseo de Camilla sería concedido de la manera que menos podía esperar.

Fue la misma noche que la noticia de la fuga de Gerda se había difundido, cuando llegaron los mensajeros de la familia real enviados urgentemente.

Índice  Siguiente

 

Referencias

No hay referencias

Comentarios

Mostrar comentarios como Plano | Hilos

Pulguita activado :

Después de un tiempo sin esta fantástica novela nos tenemos un capitulo fuerte. Alois esta en un situación algo delicada, espero que se logre solucionar y que les quede claro de su pueblo que él es el que tiene mayor autoridad allí. Me pregunto que mensaje querría traer para Camilla.

¡Muchas por el capitulo de verdad!

Mav activado :

Gracias!!!! Esperaba con ganas la actualización, me encanta su trabajo!!!!

Artemisa activado :

Esto se puso más bueno

Añadir comentario

Encerrando entre asteriscos convierte el texto en negrita (*palabra*), el subrayado es hecho así: _palabra_.
Smilies normales como :-) y ;-) son convertidos en imágenes.
Direcciones e-mail no serán mostradas y sólo serán utilizadas para notificaciones a través de esa vía
Form options